La tos de las perreras, ¿qué la causa?

Estamos seguros de que muchos de vosotros ya habéis oido hablar en alguna ocasión de la tos de las perreras, pero, ¿sabemos realmente de que estamos hablando?

Por qué se crea, qué hace que prolifere y cómo evitarla, es una información muy valiosa para que los propietarios puedan pararla.

¿Quieres conocer cómo?

Te lo contamos todo a continuación, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la «Tos de las perreras»?

Cuando hablamos de la tos de las perreras, nos referimos a una enfermedad infecto-contagiosa que es popular por presentarse en colectividades de perros, de ahí su nombre coloquial. El nombre técnico que se utiliza para denominarla es traqueobronquitis infecciosa canina (TBI) o complejo respiratorio canino.

Esta es una enfermedad multifactorial en la que participan varios agentes infecciosos como la bacteria Bordetella Bronchiseptica, la bacteria Mycoplasma spp, el Adenovirus canino tipo 2 y el virus de Parainfluenza canina, entre otros.

Además, es muy frecuente que tenga lugar una coinfección entre estos virus y bacterias.

¿Qué sucede cuándo un perro se infecta y qué sintomas tiene?

Cuándo uno de los perros presenta entre los tres y diez días después postinfecciones que generen un cuadro clínico agudo y autolimitado, la infección tiene una duración aproximada de 10 días.

Los síntomas que podremos observar en nuestra mascota son, tos paroxística y/o estornudos y secreción nasal. Esta tos áspera y seca puede estar seguida de arcadas, sensación de ahogo e incluso puede aparecer un vómito espumoso blanquecino.

En estos casos es totalmente recomendable acudir al veterinario para que se pueda ofrecer un tratamiento sintomátio al animal. Por otro lado, no esperamos observar ningún signo sistémico.

¿Cómo podemos prevenir la «Tos de las perreras»?

Como propietarios podemos prevenir la enfermedad siguiendo las siguientes recomendaciones:

• Vacunación “Polivalente” de nuestro perro para proteger frente a la parte vírica. Junto con la vacunación de la “Tos de las Perreras” para proteger frente a la parte bacteriana. Ambas revacunaciones son anuales.

• Establecer buenas condiciones higiénico-sanitarias en colectividades de perros.

• Asegurar una buena nutrición del animal.

• Evitar situaciones de estrés.

¡No dudes en consultarnos tus dudas o pedirnos información!

Deja un comentario